Comienzos de la Obra Cuadrangular en España

por Fernando Écija

Roberto Aguirre, junto con su esposa Alba, fueron los primero misioneros enviados por misiones cuadrangulares de los EEUU (FMI) a España, corría finales del año 1975, el mismo año que murió Franco. Se integró o se identificó primeramente con la iglesia pentecostal que había en la Calle Tortosa de Madrid, que fue la primera iglesia pentecostal de España, abierta por misioneros suecos.

Estando en esta iglesia de la Calle Tortosa, se enteró que había una pequeña iglesia, hija de la anterior, en el barrio de Villaverde Alto, en la calle Talco, que se llamaba Betania, la cual había sufrido una traumática división y que necesitaba un pastor. Y Roberto se hizo cargo de la misma en el 1976. A dicha iglesia asistíamos nosotros, mi madre y mis hermanos (yo tenía 14 años), ya que mi madre se había convertido en la iglesia de la Calle Tortosa.

Todavía retengo en mi memoria el día que Roberto Aguirre fue a nuestra casa para visitarnos y animarnos a volver a la iglesia, ya que a raíz de la división ocurrida en la misma (una situación triste y desagradable de conflicto entre los dos ancianos que estaban al frente de la iglesia), habíamos dejado de ir a la misma.

Desde el principio Roberto Aguirre motivó mucho el evangelismo en las calles, y rápidamente se organizó una campaña para el mes de Septiembre de ese mismo año, 1976, en un campo de futbol que se alquiló a una empresa llamada Boetticher y Navarro, hoy del grupo Thyssen, que se encontraba, y todavía se encuentra, entre Villaverde Alto y el Cruce de Villaverde. Dando lugar a lo que por mucho tiempo se denominó: “la campaña de Boetticher”. Donde por un periodo de casi 3 semanas, se tuvo culto evangelístico todos los días con el apoyo del evangelista Roberto Espinosa, que vino para tal evento.

Cientos y cientos de personas fueron impactadas por el evangelio y los testimonios de la manifestación del poder de Dios sanando enfermos y restaurando vidas eran incontables. Nunca se había hecho, ni se había visto, algo así en España. Y de lo que estaba ocurriendo se llegó a hacer eco el diario “El Caso”, que en portada sacó la historia con el siguiente titular: “¡Han llegado los curanderos!”.

Tras terminar la campaña, y ante el impacto evangelístico habido, se alquiló por unos domingos en la mañana el cine Orpal de Villaverde Alto, y mientras se hicieron la gestiones para la compra de un local que pudiera albergar de alguna manera a todos los creyentes comprometidos que salieron de la campaña, ya que, aunque cientos fueron tocados por el poder de Dios, no todos siguieron con compromiso para con Dios al finalizar la campaña en el campo de futbol. De estas gestiones salió la compra del local en la Calle Monederos 22, y que hasta ese momento era una fábrica de cristales. Y rápidamente se comenzaron las obras de remodelación, aunque se comenzaron a realizar los cultos los domingos en medio de las obras. Así, de esta manera, surgió la primera iglesia del Evangelio Cuadrangular en España.

La iglesia se fue consolidando y por un tiempo funcionaron las dos iglesias juntas, la de Villaverde Alto, de la calle Talco, y la de Usera en la Calle Monederos. Pero todavía no estaba registrada la Iglesia del Evangelio Cuadrangular en España, y ambas iglesias operaban con el registro de legalidad de la iglesia de la Calle Talco. Y fue en mayo de 1977 cuando la Iglesia Cuadrangular fue legalizada en España ante el Ministerio de Justicia.

Pasado un tiempo la iglesia, o los líderes al frente de la iglesia en Villaverde Alto, que se llamaba Betania, quisieron seguir adelante de forma independiente, y así se separaron de la Cuadrangular, aunque algún tiempo después, estos líderes serían un verdadero quebradero de cabeza para la recién nacida obra Cuadrangular.

Roberto Aguirre y su esposa estuvieron pocos años, y por circunstancias especiales tuvieron que volver a su país, siendo substituidos por otros misioneros, los Pritchett, Guillermo y Betty Pritchett, misioneros con mucha experiencia, aunque su jubilación se encontraba a pocos años vista.

En el tiempo que estuvieron los Pritchett, algo desagradable ocurrió. Los lideres que estaban al frente de la iglesia de Villaverde Alto entendían que tenían derecho a ser los pastores de la iglesia de Monederos, porque dicho local o iglesia se abrió al principio bajo la cobertura legal de Betania, la iglesia de Villaverde. Y todavía recuerdo que en un culto de un miércoles, mientras yo estaba dirigiendo unas alabanzas, este  grupo se presentó y comenzaron a hacer culto en otro parte del local de la calle Monederos. Era algo totalmente inverosímil y absurdo.

Guilllermo, el pastor, nos pidió que nos pusiéramos de rodillas a orar, aunque lo que yo tenía ganas era de romper la guitarra sobre la cabeza de este líder (por llamarlo de alguna manera) usurpador, que se llamaba Francisco Revilla. Cerramos la iglesia y al día siguiente ellos habían roto el candado y habían puesto otro de ellos, lo rompimos nosotros y entramos, y volvieron a hacer lo mismo.

Se pidió cobertura y apoyo a las instituciones que daban cobertura a la obra evangélica en España, que en aquel tiempo se llamaba Comisión de Defensa, que fue el embrión de la posterior FEREDE. Pero los responsables de la misma no se vincularon mucho, ya que, aunque nos asistía la razón, esta gente no estaba mucho por la labor de favorecer la entrada de misiones extranjeras, y más si eran pentecostales.

Esto provocó que la iglesia, el local de Monederos, estuviera cerrado durante un tiempo, que no fue corto, y mientras tanto nos reuníamos en un piso (un bajo) también en Villaverde Alto. Esto fue un sin sentido. Estábamos en tablas y nadie quería mover ficha.

Hasta que llegaron los nuevos misioneros, Juan y Donna Verbarendse. Juan enseguida, y como decimos por aquí, tomo los cuernos por los toros, dijo con rotundidad que el local era nuestro, comprado y pagado por y a través de la Cuadrangular, y que no había que darle más vueltas. Rompió cualquier candado que no era nuestro, abrió la puerta, y hasta el día de hoy.

Los Verbarendse son los misioneros que más largo tiempo estuvieron al frente de la obra, ya que las dos parejas anteriores estuvieron por corto tiempo.

Durante el tiempo de los Verbarendse se comenzó otra obra, que sería, la segunda iglesia Cuadrangular en España, y estaría en Fuenlabrada. Llevamos algunos años trabajando allí con un grupo de casa, y la obra fue creciendo hasta que se dio el paso de comenzar una nueva obra, y para ello se comenzó a buscar un local para la misma. Al mismo tiempo, Juan Verbarendse contactó con FMI (Misiones Cuadrangulares de EEUU) para que enviaran un misionero, un pastor que estuviera al frente de esa obra, aunque teníamos algunos obreros en nuestra iglesia que podían haber estado al frente de la misma. El pastor que enviaron era alguien que era discípulo de un líder cuadrangular muy carismático, llamado Wayman Mitchell. Y cuando este nuevo misionero ya estaba aquí haciéndose cargo de la obra, y ya se tenía un local que se estaba acondicionando, surge en ese momento el problema o el conflicto en los EEUU, ya que este carismático líder, con todos las iglesias que estaban bajo su cobertura, deciden separarse de la Cuadrangular y ser independientes, bajo el nombre de “La Puerta” (también conocidos como “La casa del alfarero” o “Capilla Victoria”). Y claro, acabamos de dar a luz nuestra primera hija, y se nos fue arrancada de los brazos nada más nacer. Porque el pastor que enviaron no quería saber nada de nosotros. Y todavía recuerdo el día que acompañé a Juan Verbarendse a la iglesia de Fuenlabrada para hablar con este pastor, y fue tan frustrante, que por primera y única vez vi llorar a Juan, un hombre de ascendencia holandesa, firme y determinante. Corría el año 1983.

Esto fue un palo para nosotros como iglesia, que no volvimos a tener otra iglesia hija hasta que se abrió la iglesia de Móstoles, muchos años después, y ya bajo un liderazgo nacional.

Tras los Verbarendse vinieron los Doland, Stan y Molly Doland con sus tres hijos, que vinieron por un corto tiempo y con el claro objetivo de levantar ya obreros nacionales al frente de la obra en España. Y destacar de esta familia como sembraron en esta tierra la vida de su hija Holly, que con 15 años falleció a causa de un gran tumor que se había desarrollado alrededor de su corazón. Era Abril de 1993.

Esto precipitó las decisiones, y tras un tiempo de duelo de la familia Doland en los EEUU volvieron, y con el apoyo y la visita del director de FMI, Don McGregor, fue instituto el primer pastor nacional de la obra Cuadrangular de España, recayendo tal responsabilidad en mi persona, Fernando Ecija. Era Septiembre de 1993, cuando mi esposa Manoli y yo comenzamos nuestro periplo ministerial.

Al año, o menos, comenzamos la primera iglesia, aparte de la ya existente, en la localidad de Móstoles. Donde teníamos un grupo de casa muy dinámico y que se había consolidado como para dar este paso. Y Edel Gonzalez y Jaime Suarez estuvieron al frente de la misma. Al año de esto, y por diversas circunstancias, Jaime Villarreal, pastor y misionero enviado desde Colombia, se hizo cargo de la misma, junto con su esposa Irlene. Y así siguen hasta ahora, siendo esta la segunda obra más importante y consolidada en España.

Y después vino la iglesia en el barrio de Ascao, con Francisco Fernandez (Freddy) y su esposa Carmen al frente de la misma. Aunque con el tiempo ellos fueron a Alicante, donde siguen al frente de una iglesia allí.

A través de un grupo de africanos que comenzaron a tener sus cultos en Monederos, se comenzó la obra que hoy está en Fuenlabrada, aunque primero pasó por Villaverde Bajo. Y al frente de la misma siguen los fieles y firmes Fuema y Msamba.

Y después vendrían las iglesias en San Martin de la Vega, Alicante, Valencia, Roquetas de Mar (Almería), Valencia Afro, Pontevedra, Noviciado (Madrid), Pinto (no sigue en la actualidad), Tarragona, Carabanchel-I (no sigue en la actualidad), Alicante-II, Caldas de Rey (no sigue en la actualidad), Campamento – Madrid, (no sigue en la actualidad), Menorca, Torrijos, Villaverde Alto (Madrid), Usera-2, Oviedo (no sigue en la actualidad), Vitoria (no sigue en la actualidad), La Solana, Tarrasa (no sigue en la actualidad), Valencia Rusa, Reus, Majadahonda, Barcelona, Villagarcía de Arousa, Aranjuez, Galapagar, Carabanchel-2, La Coruña, Navalmoral, Sevilla, Roda de Bara y Chozas de Canales.

En relación a las diferentes obras, los pastores al frente de las mismas están reflejando algo del pasado, pero sobre todo del presente y del futuro que está por delante.

Y Gloria a Dios por las que siguen adelante, y también a Dios la gloria por las que no siguen, pero estuvimos ahí sembrando lo que pudimos y buscando siempre la extensión del reino y la gloria de nuestro Padre. Y seguimos bendiciendo estos 38 puntos de trabajo y de mies, y confiando en Dios hacia todo lo que está por delante. Porque de nuestro Dios es la tierra y Su plenitud, y sabemos que Dios se glorificará en esta vieja, pero anhelada, tierra de España.